La UE exige mantener el monopolio de las patentes farmacéuticas en el Mercosur

Fuentes al tanto de las negociaciones señalaron a BAE Negocios que “existe una fuerte defensa del monopolio de las patentes para evitar que éstas caduquen a los veinte años de plazo como establecen los acuerdos internacionales”. El Mercosur expresó que el tema será analizado intrabloque aunque persiste una resistencia al pedido europeo por la presión de los laboratorios regionales para ingresar a competir en el mercado.

Los países más avanzados han intentado permanentemente lograr modificar la regulación de la propiedad intelectual en los países en desarrollo para introducir previsiones por encima de las cláusulas exigidas por el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC), celebrado en 1994 en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Dentro de tales condiciones se encuentran la protección suplementaria de patentes farmacéuticas y la protección con exclusividad de los datos de prueba exigidos para la aprobación de la comercialización de medicamentos, señalaron las fuentes del bloque sudamericano. Las patentes de invención de productos otorgan a su titular la exclusividad de su comercialización por el plazo de veinte años, contados a partir de la fecha de solicitud. En el caso de los productos farmacéuticos, debido a que en todos los países se exige la previa aprobación de la autoridad sanitaria para ser puesta en el mercado, el período efectivo de exclusividad puede verse reducido.

Sobre las indicaciones geográficas, o denominaciones de origen, existe un núcleo duro de cincuenta productos que no se pudo destrabar en esta ronda y es muy difícil que se logre, apuntaron a este medio. En cuanto al sector automotriz, la UE quiere que el 50% de los componentes pueda provenir de otros mercados.